Uno de los productos imprescindibles para el tapizado de muebles es el hule espuma o espuma de poliuretano. En realidad, este material se forma a partir de dos compuestos: el Di-isocianato de Tolueno (TDI) en un 30%, el poliol (Polioxipropilenglicol) en un 70%. y agua. Al unirse produce una reacción que libera el gas dióxido de carbono, lo cual forma las burbujas.

Básicamente, este compuesto se clasifica en dos:

Espumas en caliente. Son las que producen calor durante la reacción de los dos compuestos, se fabrican en piezas de gran tamaño, mediante una espumadora. Estos bloques se cortan en el final del proceso, en la longitud deseada.
Espumas en frío. Liberan muy poco calor en la reacción y se utiliza para fabricar piezas en moldes, aislantes.

El hule espuma es un material muy versátil que puede ser utilizado en diferentes artículos, desde colchones, automoción, calzado, juguetería, etc.